Supongo que muchos esperábamos que al ver en pantalla “Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana…” veríamos más de los intentos de “alguien más” por levantar de entre las cenizas la saga de la cual millones de fans se sentían decepcionados. En especial con los capítulos I, II y III. Y no tanto porque no aportan muy buenos datos de la historia original concebida por George Lucas, sino por el gran abuso de CGI comparable sólo con un adicto a cualquier sustancia en su peor momento, creo que ha sido la mayor razón de tales decepciones.

Sin embargo Rogue One, por increíble que parezca logra rescatar mucho de aquella atmósfera increíble que todos los fans experimentaron cuando niños, sobre todo porque el aspecto visual de los personajes, ambientes, diseños, etc… es el que se veía en las primeras entregas de esta saga.

De hecho este Spin Off se ubica en la línea de tiempo entre el capítulo III y el IV lo que lo hace también una Intercuela de la literatura de StarWars original. Por ello no es extraño encontrarse con este ambiente que todos vimos en la primera entrega hace ya 39 años, lo que seguramente y sin miedo a equivocarme, todos los fans agradecerán.

Rogue One, definitivamente está hecha para los fans, pero también le da ese carácter intenso en las batallas que los más jóvenes podrán apreciar, ya que ganar nuevos adeptos en películas como estas es difícil, mucho más si abundan las referencias a otros episodios, eso no es novedad.

Rogue One: A Star Wars Story (Donnie Yen) Ph: Film Frame ©Lucasfilm LFL

La historia no tiene nada de novedoso, en realidad siguen siendo los mismos hechos por lo que no fue difícil “embonar” todas las piezas. Pero algo que funciona y mucho es la creación de personajes nuevos como Chirrut Imwe, Baze Malbus, K2SO, entre otros, que le imprimen el sello de personajes épicos que dan su vida por un ideal, y que desde el inicio el público seguramente empatiza con ellos.

Las actuaciones son cumplidoras, Felicity Jones lleva su papel por buen camino, estando a la altura que Daisy Ridley en Force Awakens, Por su parte Diego Luna, cumple, pero algo falta, creo que el papel no da para más…

Algo que tengo que aplaudir definitivamente en esta película es el diseño de vestuario y personajes que son como los de aquellos primeros años en que Star Wars era un fenómeno, así como un mejor y más cuidadoso manejo del CGI, la calidad lograda lo hacen muy verosímil y espectacular.

rogueone-deathstar-dust-laser

Sin embargo los dos personajes “clonados” en CGI: el Gobernador Tarkin que fue en su momento protagonizado por el fallecido y gran actor británico Peter Cushing (Drácula 1958) y la joven princesa Leia (Carrie Fisher)*. Quienes elaboraron esta recreación de los personajes dejaron sudor y lágrimas en las computadoras para poder ver de nuevo en pantalla sobre todo al fallecido Peter Cushing, sin embargo, y aunque ellos digan que no se nota la diferencia entre los personajes reales y los del CGI, déjenme decirles que SI SE NOTA y mucho, pero el trabajo de animación es excepcional, también se nota.

cgi-peter-cushing-620x349

La princesa Leia (Carrie Fisher) es por todos conocida (Fans y no tan fans) creo que no era necesario ponerla jóven y con los reflectores de frente, (en donde se evidencia la recreación por CGI), aquí es donde yo digo que el sugerir a veces resulta mucho más provechoso.

Gareth Edwards (Godzilla, Monsters) decidió por consejo de John Knoll supervisor de efectos visuales de la película (A quien se le ocurrió la trama de Rogue One) “revivir” a Cushing y rejuvenecer a Fisher, como siempre a muchos les encantará y a otros no. Según yo, no abona mucho a la película ya que se nota a kilómetros el falso montaje que parece más un Scrooge en Cuento de Navidad. ¿El único pelo en la sopa?, tal vez.

La fotografía es muy buena, la paleta de colores, la composición también. Pero es claro que los continuistas aportan lo mejor del filme ya que se reproducen todos aquellos elementos fundamentales de las primeras películas del universo Star Wars. Tales como: La guardia real del imperio, Los soldados rebeldes y sus distintivos cascos color blanco, La base rebelde en Yavin, El centro de mando estratégico, Los caminadores imperiales AT-AT, los cañones de defensa del imperio, los X-Wing, el famoso “Gold Líder” rebelde, Darth Vader con el traje original y muchos más elementos de referencia a las tres primeras entregas.

El personaje que a todos los seguidores de la saga hizo estremecerse de emoción fue sin duda Darth Vader que se le mira despiadado, cruel e insensible como en el episodio IV. Eso definitivamente funciona y muy bien, creo que mientras masacraba a los desdichados soldados rebeldes todos se quedaron atónitos y emocionados.

darth-vader-rogue-one-escena-2

Respecto a si es una mala película, puedo decir que no, definitivamente supera por mucho a los tres primeros capítulos de la saga. Y todos los elementos en conjunto nos dan un buen Spin-off que todos los fans verán con muy buenos ojos.

“Rogue One tiene el espíritu por el que nos enamoramos de la trilogía original” Rolling Stone.

*Al momento que escribí esta reseña Carrie Fisher no había muerto, pero decidí dejarla tal cual. QEPD.

Anuncios