Laura (Penélope Cruz) viaja a su pueblo natal en España para la boda de su hermana. En este pueblo se reencuentra con su exnovio Paco (Javier Bardem) y con su familia a quienes no veía en años. Todo parece transcurrir con naturalidad hasta que su hija Irene (Carla Campra) desaparece durante la fiesta y se desata la pesadilla. Con más de 10 nominaciones y siendo selección oficial en película de apertura en Cannes, promete mucho.

Enmarcada por la naturaleza, la vida provinciana y los viñedos, Todos lo saben, presenta a una familia llena de rencores que inculpan a Paco y a otros del pueblo de su ruina económica. Es un drama que habla del pasado y de las familias disfuncionales tradicionalistas. Los padres de Laura considerados de los más adinerados del pueblo, viven en crisis, su padre, hundido en la frustración y el alcoholismo envejece a pasos agigantados.

El reparto es de primera, Javier Bardem, se siente desperdiciado, Penélope Cruz hace lucir mucho su interpretación. También tenemos a Ricardo Darín que interpreta al padre de Irene, y quien se nota más frío y conceptual ante el secuestro de su hija, lo que hace que algunos personajes sospechen de él. Sara Sálamo (Rocío) representa un personaje importante en la trama pero es hasta el final que notas su presencia.

En esta familia todos son sospechosos, se nota la tensión entre ellos, ya que cualquiera puede el secuestrador. Incluso todos en el pueblo parecen sospechar lo que acontece. Vemos una aparente trama complicada, pero tal vez para muchos sea muy predecible también. Tiene buena fotografía con paleta de colores cálida, brillante, propia de la vida campirana. El film está compuesto por un tono melodramático y aunque Asghar Farhadi quiso impregnar ese estilo policíaco creo que se queda corto, no va más allá, deja que las cosas se resuelvan convenientemente para un final feliz.

Los arcos de personajes no son los esperados, se notan sin un crecimiento real a pesar de este punto de inflexión. Esperaba un cuestionamiento más profundo sobre sus decisiones de vida. Perder un amor y luego años después a tu hija debiera cimbrar todo tu mundo y cambiar tu vida para siempre. Y no lo digo por Laura. Creo que estamos ante el film más desenfadado de Farhadi.

Hace ya 27 años que Penélope Cruz y Javier Bardem interpretaron Jamón Jamón (1992) de Vigas Luna. Hoy después de tanto tiempo y siendo pareja en la vida real, de verdad se extraña ver esa química en pantalla, que, seguramente le hubiera dado más brillo a esta historia.

Anuncios